Los comienzos de las Gafas de sol Oakley

• 20 mayo 2014 • Moda y tendenciasComments (0)4773

Gafas de sol Oakley

En la actualidad, a cualquier persona que se le hable sobre deporte relacionada con ropa, complementos o relojes y cuidado de la vista, seguro sabrá que nos estamos refiriendo a las Gafas de sol Oakley. Así es, porque las Gafas de sol Oakley son reconocidas en todo el mundo y una de las mejores marcas que tenemos a disposición en el mercado.

Las Gafas de sol Oakley están más que instauradas en el sector de los deportes, que es casi imposible imaginar la época anterior a que la firma llegara. Las Gafas de sol Oakley ofrecen su inconfundible diseño curvado, inspirado en el cilindro, para garantizar visión periférica, indispensable hoy en día para entrenar o competir.

Para sorpresa de muchos, las Gafas de sol Oakley no siempre estuvieron a disposición para los deportistas, básicamente porque no existían. Desde hace poco que están entre nosotros, aunque sea una gran empresa y cuente con enormes estructuras de desarrollo hoy en día.

Las Gafas de sol Oakley nacieron en el garaje de la casa de Jim Jannard, un científico excéntrico que se encerró en un laboratorio armado para poder desarrollar un mango de motocicleta novedoso. Este accesorio rompió con todos los esquemas de la industria de esa época y que escandalizó a los más conservadores. Esto fue en 1975 y la inversión inicial de 300 dólares sirvió para fundar una de las empresas más exitosas de la historia.

Si bien el mango convenció a muchos especialistas, lo que realmente llevó al éxito a Jim Jannard fueron unos lentes cilíndricos, que se llamaban Oframe. Marcaron un antes y un después en la vida de los deportistas. Las primeras Gafas de sol Oakley destacaban ya por su nitidez y rango de visión. Rápidamente se perfeccionó el modelo con las Gafas de sol Oakley Eyeshades, usadas en el Tour de France.

Contacto:

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *