5 opciones para dar a luz de manera natural y distinta

• 19 noviembre 2018 • Cuidado personal y bienestar, Mujer, PortadaComments (0)193

Seguro que, si estás embarazada o planeas hacerlo, habrás encontrado mucha información que, probablemente, desconocías. Si, por el contrario, todavía no has buscado mucho al respecto, seguro que te sorprenderán las opciones que existen a la hora de dar a luz.

“Cada vez son más las técnicas de relajación relacionadas con el parto. Por suerte, las futuras mamás tienen un amplio abanico de posibilidades, dependiendo de cómo quieran dar la bienvenida a su bebé”, señalan los expertos de Ava, compañía médica suiza creadora de la primera pulsera capaz de detectar los días fértiles de cada mujer.

Por ello, desde la marca han realizado un listado de cinco alternativas para el parto. ¡Seguro que algunas ni las conocías!:

Parto en el agua

  1. Centros de nacimiento. Se trata de lugares que replican la decoración y comodidades de una casa, para que la madre dé a luz en un entorno confortable y acogedor. Este tipo de centros son muy habituales en países como Estados Unidos o Canadá. Asimismo, su presencia en Europa es cada vez mayor, aunque es cierto que en España todavía no han tenido ese boom. No obstante, algunos hospitales ya incorporan habitaciones similares a estos centros de nacimiento, con la ventaja de estar dentro de un complejo hospitalario. Si vives en países como Francia o Suecia, donde son más habituales, puedes indagar un poco más sobre esta alternativa. “Lo importante es que cuenten con profesionales debidamente formados y que el centro elegido esté cerca de algún hospital en el que puedan atender de forma urgente cualquier complicación que surja durante el parto”, recuerdan desde Ava.
  2. Parto en el agua. Quizás sea una de las alternativas más conocidas. De hecho, la mayoría de los centros de nacimiento cuentan con bañeras obstétricas. Pero ¿sabes cuáles son los beneficios de dar a luz en el agua? En el caso de la madre, permite una mayor libertad de movimientos y, si está a la temperatura adecuada, ayudará a la mujer a relajarse. Asimismo, el entorno acuoso aumenta la elasticidad y relajación del perineo, pudiendo reducir las probabilidades de episiotomía. Respecto al bebé, este llegará en un ambiente similar al del saco amniótico, reduciendo el estrés que supone el nacimiento.
  3. Hipnoparto. Este tipo de parto forma a las futuras mamás en técnicas de auto-hipnosis que preparan tanto al cuerpo como a la mente para el momento de dar a luz. Esto incluye métodos de relajación que le servirán a la madre para tener una actitud positiva de cara al parto. Su principal ventaja es disfrutar del nacimiento del bebé en un estado de tranquilidad y positivismo. “Todo ello puede llegar a reducir el dolor, pero, en la gran mayoría de los casos, no lo elimina por completo”, advierten los expertos de Ava.
  4. Acupuntura y acupresión. Tanto la acupuntura, que consiste en clavar agujas en determinados puntos del cuerpo, como la acupresión, en la que los dedos ejercen presión en zonas específicas, son utilizadas por algunas embarazadas para inducir el parto. Sin embargo, desde Ava advierten de que no hay un respaldo científico que avale que estas técnicas provoquen el parto. “Se han realizado diversos estudios en los que no se ha podido demostrar que la acupuntura o la acupresión propicien el momento del nacimiento. Algunos sí que señalan que puede ser un buen método para preparar el cuello uterino, pero las conclusiones son insuficientes”, afirman.
  5. Etonox. Se trata de una alternativa que algunas madres eligen frente a la epidural, si bien es importante saber diferenciar entre ambas opciones. “La epidural es un tipo de anestesia que se aplica a la madre mediante una inyección en dicha zona. Como resultado, la madre seguirá notando las contracciones, pero el dolor se reducirá al máximo. El etonox, por su parte, es un gas que se inhala durante el parto y que induce a la madre a un estado de relajación, aunque seguirá sintiendo dolor”, explican desde la compañía suiza médica Ava. En países como Reino Unido, este gas, formado en un 50% por oxígeno y en otro 50% por óxido nitroso, se utiliza de forma habitual como analgésico durante el parto. De hecho, esta alternativa está disponible en algunos hospitales españoles y no supone ningún riesgo para el bebé.

Cada vez son más las opciones que las madres tienen para vivir el parto de una forma más relajada, ayudándolas a disfrutar más del momento. Pero no solo eso, sino que el momento de la concepción también va contando, poco a poco, con más alternativas. Así, la pulsera Ava permite a la futura mamá saber si está en un día de alta o baja fertilidad, ayudándole a confirmar cuándo se produce su ventana fértil en cada ciclo. “Basta con ponerla para dormir, momento en que mide hasta nueve parámetros fisiológicos, y sincronizar la pulsera con la app de Ava para smartphones para saber si la usuaria está en un día fértil”, concluyen desde la marca.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *