Cejas naturales: una tendencia que continúa este verano 2018

• 22 mayo 2018 • Belleza y estética, Consejos y trucos de belleza, PortadaComments (0)180

Las cejas salvajes estuvieron de moda durante todo 2017 gracias a celebrities como Rita Ora, Keira Knightley, Lily Collins o Kate Upton, añadiendo así un estudiado rasgo de rebeldía e inconformismo a sus looks. Este verano continúa la apuesta por la ceja natural, dejadas a un lado las pinzas y la ceja perfilada, ahora más gruesa, ancha y contundente, imprimiendo carácter a la mirada, sobre la que recae gran parte del atractivo en hombres y mujeres.

Aquella época de las cejas tan finas y delineadas ha pasado totalmente de moda, en los últimos años vivimos el boom de la maxiceja, tanto en mujeres como en hombres, siempre y cuando la propia naturaleza haya sido benévola con nosotros, pues quién tiene poco vello en esa zona lo tiene más complicado. Bárbara Torres, distribuidora en España de Nouveau Lashes, piensa que esta tendencia tiene todavía un largo recorrido: “Es algo que se ve en la calle más allá de lo que marquen las pasarelas o los gurús del sector. La ceja natural pisa fuerte, ya sea afilando un poco al final o dejándola en forma de cono, siempre respetando los rasgos y gustos de cada persona”. Para conseguir unas bien tupidas y estudiadamente naturales, puedes ayudarte de un cepillo para peinarlas y dar sensación de más densidad, si hay poca, y de un kit imprescindible para trabajarlas: “Nos bastaría con unas tijeras, una paleta con el color deseado si se requiriera, un lápiz para rellenar huecos y un gel para cepillar después, además de un iluminador” – añade Bárbara.

Sobre proporción y forma del rostro

Esto es importante, pues en una cara pequeña jamás quedarán bien unas cejas gruesas, al igual que hay que fijarse en los ojos para definirlas según estos sean, siempre y cuando no rompamos el término “natural” que buscamos. Antes de optar por el tipo de ceja que mejor va con nuestros rasgos faciales, hay que asegurarse de tener suficiente vello en las mismas. Si hay escasez, tampoco es importante pues el lápiz y algunos polvos que podamos utilizar para remarcar, solucionarán la papeleta, siguiendo el trazo que va del principio al final, rellenando allí donde se vea una o varias calvas: “Si nuestra cara es redondita, las bushy brows vendrán genial, pues lo que harán es afilarla, sobre todo si las peinamos hacia arriba. Para rostros más duros y angulosos, cuánto más simétricas mejor, y siempre en horizontal” – comenta Bárbara.

Ante la escasez de vello

La escasez de vello en cejas causa el mismo problema en las pestañas, si bien las extensiones en estas últimas es una opción más resolutiva y óptima para todas aquellas que quieran olvidarse de utilizar máscara y además tengan pocas. A unas cejas naturales y bien tupidas, le complementan muy bien unas pestañas XL que refuercen la mirada. Si no se baraja el tema de las extensiones por cualquier razón, el lifting puede ayudar, pero sólo si la pestaña natural es larga, porque siendo cortas, poco se puede hacer al alargarlas. También, cuando existe poco vello en la ceja son muchas las que optan por la micropigmentación, sobre todo a edades en las que es más recomendable ya que se va perdiendo vello en las mismas (45/55 años), buscando a ser posible tonos suaves y/o naturales que no desequilibren nuestras facciones.


(Fuente: Nouveau Lashes)

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *