Cómo recuperar la salud sexual tras la maternidad

• 16 diciembre 2019 • Portada, SexualidadComments (0)270

maternidad embarazada

La OMS define la salud sexual como un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Una pareja puede disfrutar de una salud sexual plena durante años de relación, pero esta situación puede verse modificada con la llegada de un bebé.

Expertos de Procare Health, el laboratorio farmacéutico especializado en la salud y el bienestar de la mujer, explican que la alteración de la dinámica sexual es resultado de factores tanto físicos como psicológicos. A nivel físico, el parto produce trauma en los tejidos, inflamación de los órganos sexuales internos y heridas en el canal de parto, por lo que el dolor puede acentuarse con la penetración. Además, los órganos sexuales externos también se encuentran resentidos e irritados en muchos casos. Con el embarazo y el parto el cuerpo de la mujer sufre transformaciones como, por ejemplo, que se ensanchen las caderas, que los pechos se hinchen o se gane peso, circunstancias que pueden afectar a la autoestima, ya que se desea recuperar la condición física previa al embarazo.

A nivel emocional, la llegada del bebé supone mayor estrés y puede generar una sensación de extrañeza hacia la pareja, al tener que resituarla en el plano familiar y verse como padres, desplazando el rol de amantes a un segundo plano. También es habitual que mujeres que han sido madres recientemente experimenten una pérdida del deseo sexual como consecuencia de los cambios hormonales, la fatiga y el cansancio provocado por la nueva situación.

Retomar la actividad sexual tras la recuperación

Para reanudar la actividad sexual después de ser madre, la recuperación debe ser tanto física como emocional. Los ginecólogos recomiendan reiniciar las relaciones cuando haya pasado la cuarentena y el aparato genital femenino haya sanado y vuelva a estar asentado. En primer lugar, las mujeres a las que se les haya practicado la episiotomía (incisión que se realiza para agrandar el canal vaginal durante el nacimiento) deben esperar a que cicatrice y hayan cesado los loquios (sangrados provocados por el desprendimiento de la placenta) y la pelvis se haya recuperado.

No obstante, durante las primeras relaciones sexuales después del parto, es posible que la mujer sienta algunas molestias físicas y cierta sequedad vaginal, debido a los cambios que ha experimentado su cuerpo. Sentir dolor durante las relaciones sexuales (conocido como dispareunia) es un problema que afecta al 20% de las mujeres y que va ligado a la falta de deseo sexual al igual que la sequedad vaginal, que puede deberse a una disminución brusca de los niveles de estrógenos. Además, durante la lactancia es normal que la zona vaginal sufra periodos de irritación y sequedad añadida, situación que afecta directamente a la salud sexual y bienestar de las mujeres y, por consiguiente, a las relaciones íntimas.

Recuperación tras el parto: hidratación y reparación de la mucosa vaginal

Mantener la salud sexual tras el parto es posible si se mantiene una correcta hidratación y se evita la inflamación con la ayuda de productos específicos. El laboratorio Procare Health recomienda sus productos elaborados a partir de ingredientes naturales, como la gama Palomacare®, hidratante y reparadora de la mucosa vaginal, o Idracare®, hidratante vaginal con una elevada concentración de ácido hialurónico. Con su empleo se reducen la sequedad y la irritación antes, durante y después de las relaciones sexuales. Además, Palomacare® ha demostrado su efectividad en la reparación y cicatrización de la herida de la episiotomía tras el parto, gracias a su única combinación de componentes epitelizantes y reparadores, como la centella asiática, por lo que se puede emplear no solo en las afecciones por y para las relaciones sexuales, sino también como reparador de lesiones e inflamaciones internas y externas tras el parto.

Además, como respuesta ante la falta de deseo sexual femenino, el laboratorio ha creado Libicare® comprimidos, un tratamiento no hormonal que aumenta tanto el deseo como otros parámetros de la función sexual femenina (excitación, orgasmo, lubricación, etc.) y cuyo efecto se puede completar con Libicare® Gel Íntimo, un gel estimulante con ingredientes naturales que va más allá de la lubricación porque mejora la sensibilidad de la zona íntima, contribuyendo a la excitación durante las relaciones sexuales.

Temas relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *