Copas menstruales: practicidad, higiene y ecología, las principales razones de uso

• 8 noviembre 2017 • Cuidado personal y bienestar, Mujer, PortadaComments (0)21

Copas menstruales

La empresa Intimina ha encuestado a cerca de 1.000 mujeres españolas de entre los 18 y 50 años sobre de su periodo y los productos que utilizan. Si bien es cierto que compresas, salvaslips y tampones son, a día de hoy, los productos más usados entre las mujeres, las copas menstruales comienzan a hacerse un hueco entre los productos de higiene íntima utilizados por las mujeres. De hecho, España se ha convertido en el primer mercado en volumen de venta, solo detrás de Estados Unidos.

¿Por qué la copa menstrual?

De todas las mujeres preguntadas que afirman hacer uso de este método de protección, un 62% asegura haberlo elegido por su practicidad y un 46% por ser higiénica y ecológica, razones que ganan más peso si se tiene en cuenta el impacto medioambiental del uso de comprensas y tampones.

De acuerdo con estudios realizados, una mujer utilizará 11.000 productos desechables de este tipo para el periodo a lo largo de su vida, y la mayoría de esas piezas de algodón y plástico acabarán en el vertedero. Si se suma todos los productos que usan todas las mujeres del mundo a lo largo de un año, se desechan 20 mil millones. A estas cifras, hay que añadir el tiempo que tardan en desaparecer estos productos:

  • Los tampones tardan en biodegradarse seis meses.
  • Los aplicadores de plástico tardan cientos de años en biodegradarse.
  • Las compresas, hechas en 90% de material plástico, tardan 300 años en desaparecer.

Las copas menstruales duran hasta 10 años con lo que las mujeres que la usan contribuyen a cuidar el entorno al no generar residuos en forma de tampones y compresas.

Cuestiones relacionadas con el periodo

El estudio llevado a cabo por Intimina también quiso conocer algunos aspectos de las mujeres relacionadas con su ciclo menstrual.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, cerca de la mitad de las mujeres encuestadas (un 43%) afirma que su flujo menstrual es de medio a abundante, seguido de un 37% que asegura tenerlo de ligero a medio.

Asimismo, se preguntó por la frecuencia de cambio de los productos para el periodo. Un 38% asegura hacerlo entre las primeras 4 y 8 horas, mientras que tres de cada diez mujeres afirman cambiarse de protección cada 2-4 horas.

Respecto a las principales desventajas del periodo, cerca de la mitad de las mujeres (49%) dice tener “miedo” a manchar su ropa debido al flujo. Asimismo, los cólicos y el dolor derivados del ciclo menstrual son otros de los inconvenientes señalados por las encuestadas (30%), algo que le gustaría evitar a un 39% de las mujeres. Por otro lado, no tener que preocuparse de manchar (33%), o de cambiarse tan a menudo de protección (compresas y tampones) (20%), son algunas de las principales cuestiones que las mujeres cambiarían de su periodo.

Intimina también quiso conocer cómo el ciclo menstrual puede afectar a la vida cotidiana de las mujeres. Más de la mitad (55%) de las encuestadas asegura que su vida no se detiene por estar con el periodo. Sin embargo, un 22% de mujeres subraya que los dolores que sufre le impiden salir de casa.

Asimismo, la encuesta expuso que el ciclo menstrual ya no es un tabú para las mujeres. Un 60% de ellas afirma que no sienten vergüenza porque alguien las vea con productos para el periodo, mientras que un 33% asegura que depende de la persona, pero no le da mayor importancia.

Estos datos demuestran que las mujeres están más liberadas. El periodo no debe vivirse a escondidas. Es un estado natural de la mujer”, aseguran los expertos de Intimina.

¿Cómo son las copas menstruales y cuáles son sus beneficios?

  • No absorben ni provocan sensación de sequedad gracias a su textura ultra suave, respetando el equilibrio íntimo.
  • Están realizadas con silicona de grado médico y no contienen sustancias que puedan causar reacciones alérgicas o de sensibilidad.
  • Recogen el periodo durante 12 horas sin necesidad de cambios como las compresas o tampones.
  • Son completamente reutilizables y tienen una vida útil de 10 años, lo que supone un ahorro considerable de dinero – se ahorra una media del 75% de lo que se suele gastar en el cuidado del periodo con productos tradicionales –

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *