Descubre cómo te puede ayudar un especialista en oculoplástica

• 8 marzo 2018 • Cuidado personal y bienestar, PortadaComments (0)103

La cirugía oculoplástica es una subespecialidad dentro de la oftalmología que trata las alteraciones y patologías de párpados, órbita ocular y vías lagrimales. Pero también trata problemas o cambios ligados al envejecimiento ocular, como bolsas en los párpados y arrugas.

Además, gracias a los avances quirúrgicos, muchas personas que han sufrido por enfermedades o traumatismos, la pérdida de un ojo pueden recurrir a los cirujanos oculoplásticos para que les implanten prótesis oculares hechas a medida.

¿Qué alteraciones puede resolver la cirugía oculoplástica?

La morfología y el funcionamiento de los párpados y de las vías lagrimales puede ocasionar problemas de visión. Entre ellos cabe mencionar: la obstrucción de las vías lagrimales que puede causar lagrimeo infección, el párpado caído que disminuye el campo de visión, el ectropión y el ectropión que pueden provocar hasta úlceras en la córnea, las anomalías en el movimiento de los ojos, y las bolsas en los párpados.

Gracias a la existencia de la cirugía oculoplástica se mejoran notablemente e incluso se solucionan completamente muchos de estos problemas.

Es importante que esta cirugía tan especializada, incluso en los casos estéticos, sea realizada por un oftalmólogo, que es quien mejor conoce la funcionalidad de cada parte de nuestros ojos.

Es una cirugía ambulatoria, con una muy rápida recuperación y cuyos beneficios se perciben a los pocos días.

¿Qué es la blefaroplastia?

La caída de los párpados es una alteración ocular que  puede ser corregida mediante una intervención quirúrgica conocida como  blefaroplastia. Cada vez más hombres y mujeres se realizan este tipo de operaciones, sobre todo a partir de los cuarenta y cinco años. Se trata de una técnica quirúrgica la cual trata el exceso de piel o de grasa en los párpados, consiguiendo de esa forma el rejuvenecimiento de la mirada y la mejora del campo de visión.

Esta intervención se realiza con anestesia local, por lo que el paciente no notará absolutamente nada en la zona operada. Sin embargo, muchas personas solicitan la sedación intravenosa para mayor comodidad.

Después de la operación la zona estará inflamada y enrojecida. Si por algún motivo el cirujano oculoplástico ha tenido que poner puntos, estos suelen retirarse a la semana de la intervención. Los resultados estéticos serán visibles casi de inmediato, pero habrá que esperar al menos dos semanas para que el paciente note los resultados funcionales. Esta operación resalta el aspecto natural del individuo, disimulando sus cicatrices y mejorando su salud ocular, y manteniendo todos sus rasgos.

Una posible solución a los tumores palpebrales y orbitarios

Los tumores de párpados y en la órbita ocular, tanto si son malignos como si son benignos deben ser tratados a través de la cirugía oculoplástica, a través de la cual se procede a su extirpación y a la posterior reconstrucción de la cavidad anoftálmica.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *