La vaginoplastia, qué es y para qué sirve: incontinencia urinaria, beneficia el sexo...

• 2 junio 2016 • Belleza y estética, PortadaComments (0)1131

vaginoplastia_web

La vaginoplastia es la técnica quirúrgica destinada a devolver a la vagina su forma y tono originales alterados como consecuencia de los partos o por el envejecimiento. Según indica el Dr. Javier Mestre Feliu, miembro de Saluspot y cirujano plástico en la Consulta Cirugía Estética Dr. J. Mestre, también engloba otros tratamientos como reducción de labios mayores o lipofilling del monte de Venus, que sin ser propiamente de la vagina, sí que se incluyen en la cirugía íntima o genital femenina.

¿Qué perfil de paciente suele solicitar vaginoplastia?

Por un lado, la paciente joven con exceso de labios mayores, uni o bilateral, inducido por estímulo hormonal en la pubertad. El otro grupo está compuesto por madres a partir de 40 años que, debido a los partos, han sufrido ensanchamiento en el diámetro de la vagina, estiramiento y pérdida de turgencia de los labios mayores y envejecimiento de la piel perineal. Lo más habitual es la reducción de los labios mayores, pero también solicitan inyecciones con ácido hialurónico, relleno con su propia grasa y estrechamiento de la pared vaginal.

¿Cómo ayuda a tratar la incontinencia urinaria?

La uretra y la vejiga están situadas por delante de la vagina y en contacto con su pared anterior. Con la intervención, recupera tonicidad y sirve de soporte a todas las estructuras vecinas que habían sufrido un descolgamiento por el paso del tiempo. Así también mejora la incontinencia.

¿Cómo beneficia a las relaciones sexuales?

Al disminuir el calibre de la vagina aumenta la sensibilidad en las relaciones sexuales, tanto de la mujer como de su pareja. Es un cambio, un capítulo nuevo de la relación. También hay pacientes que solicitan inyección de ácido hialurónico en el punto G con el mismo objetivo: aumentar la sensibilidad al estrechar el espacio de la vagina.

¿Qué aplicaciones estéticas tiene la vaginoplastia?

Mejorar y rejuvenecer el aspecto externo reduciendo los labios mayores, rellenando y devolviendo la turgencia de la piel perineal. Pero también se consigue un objetivo reparador ya que ese exceso de piel en ocasiones sufre irritación a causa del roce e incluso puede dificultar las relaciones sexuales. En otras ocasiones, también se reconstruye el himen que tanta importancia se le da en determinadas culturas y religiones.

vaginoplastia-1

¿Cómo puede la vaginoplastia ayudar a tratar otros problemas?

Aparte de todo lo referido con anterioridad, esta cirugía íntima femenina va a suponer una mejora de la autoestima de la paciente y un arma para afrontar y eliminar complejos en las relaciones interpersonales.

¿Existen contraindicaciones y riesgos para este tipo de intervenciones?

 No existen contraindicaciones absolutas. Hay pacientes con mayor riesgo, como en cualquier cirugía: edad, diabetes, tabaquismo, infecciones. No se puede generalizar y debemos valorar cada caso de forma personalizada.

¿Cómo es el preoperatorio?

Deberá realizarse un estudio preoperatorio acorde con la técnica: en algunos casos bastará un análisis de sangre y en otros deberemos realizar un preoperatorio completo. La mayoría de las técnicas pueden realizarse con anestesia local, aunque otras precisarán sedación e incluso anestesia epidural.

¿Qué consejos deben tenerse en cuenta en el posoperatorio?

Deberá cuidarse la higiene. No son cirugías dolorosas, pero sí precisarán un reposo relativo hasta que las heridas cicatricen. En unas tres semanas la paciente puede volver a su actividad habitual, incluso a tener relaciones sexuales.

 

Por el Dr. Javier Mestre Feliu, miembro de Saluspot y cirujano plástico en la Consulta Cirugía Estética Dr. J. Mestre.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *