Los juanetes: patología, calzado y tratamiento

• 16 noviembre 2014 • Cuidado personal y bienestarComments (0)1344

La deformidad osea en los pies conocida comúnmente como juanete, puede llegar a ser muy dolorosa, incluso impedir que las personas puedan usar algún tipo de zapatos o caminar por largos períodos. En Zapatos Callaghan le explicaremos todo sobre los juanetes, su patología, el calzado y el tratamiento adecuado para su corrección.

juanetes

Su nombre científico es hallux abducto valgus, esta deformidad se caracteriza por una desviación lateral del dedo gordo del pie; es una alteración estructural y mecánica, las articulaciones no encajan como deberían. Y está incluida entre las patologías más comunes de los pies.

¿Qué los causa?
En ZapatosCallaghan.com sabemos que existen distintas causas que explican esta patología, algunos especialistas indican que la primera es el uso prolongado de zapatos ajustados y puntiagudos; aunque otros dicen son factores genéticos potenciados con el uso de un tipo determinado de zapatos.

Los juanetes comienzan a crecer cuando se aplica demasiada presión al lado del pie, forzando al dedo gordo hacia arriba o al lado. Mientras más presión reciben la piel se vuelve mucho más débil. En una investigación con personas de distintas culturas que no usaban zapatos se encontró que no sufrían este padecimiento, apoyando la hipótesis de que esto lo causan el calzado.

Signos y síntomas
Los síntomas de los juanetes incluyen irritación de la piel alrededor de este, dolor al caminar, enrojecimiento de la articulación y dolor en la misma; y una posible desviación del dedo gordo hacia los otros dedos. También aumenta la probabilidad de que se formen ampollas en el sitio donde está el juanete.

En caso de tener alguno de estos síntomas lo recomendable es visitar al podólogo, médico especialista en el tramiento de los pies.

Tener juanetes también puede hacer más difícil encontrar zapatos apropiados, por eso recomendamos los zapatos cómodos que puede encontrar en fluchos.shoes. Sabemos que en muchos casos esta patología lleva a las personas a escoger zapatos más grandes, quizás una talla más, para acomodar el nuevo ancho del pie causado por la deformidad en el hueso.

Cuando la deformidad es muy grave el pie puede doler en diferentes sitios, no solo en el hueso del dedo gordo y no solamente con zapatos apretados, ya que el problema pasa a ser una falla en la mecánica de la parte delantera del pie.

Calzado adecuado
Como ya mencionamos los zapatos son uno de los factores, sino el único, que causa la aparición de juanetes, estos son más comunes en las mujeres precisamente por eso, ya que las damas generalmente usan calzado mucho más incómodo, como los de tacón y puntiagudos.

El zapato adecuado para evitar la aparición de juanetes es el de punta ancha, con contrafuerte rígido, con no más de dos o tres centímetros de tacón. No se recomienda el uso de calzado descubierto en la parte trasera.

Este tipo de padecimientos y otras afectaciones de los pies suelen suceder por el uso prolongado de calzado inadecuado, por eso siempre recomendamos el uso de zapatos cómodos y con estilo, adaptados a su talla, ni más grandes ni más pequeños.

Tratamientos para el pie
Cuando el padecimiento no es muy grave se pueden tratar de manera conservadora, con cambios en los zapatos que usan, y diferentes accesorios ortopédicos, como una ortesis de silicona, que es una prótesis que se usa para corregir la posición del dedo. También se recomienda usar plantillas adecuadas al pie para mejorar el apoyo del mismo y la biomecánica; así como almohadillas que ayudan a evitar el roce con los zapatos.

El descanso, aplicación de hielo, medicamentos y masajes también es una buena opción para mejorar los síntomas y los dolores. Se pueden mover los dedos y hacer ejercicios más para encontrar alivio que para corregir la deformidad como tal.

La cirugía es la última opción en el caso de que ninguno de los tratamientos anteriores no funcione. Este procedimiento está diseñado para corregir una variedad de patologías que están asociadas con el juanete. Algunos de ellos son: remoción de la parte del primer metatarso que se alargó, realineación de ese mismo hueso; estiramiento del dedo gordo en relación con el dedo adyacente, realineación de la superficie del cartílago de la articulación del dedo grande, entre otros.

En la actualidad hay cirugías diferentes dependiendo del paciente, de su edad, estado de salud y estilo de vida.

Fuente infografía

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *