Consejos para cuidar la piel en primavera

• 14 marzo 2019 • Belleza y estética, Consejos y trucos de belleza, PortadaComments (0)135

A punto de dar entrada a la primavera, se despiertan las alertas ante los primeros brotes de picor en nuestra piel, la polinización ya ha llegado y también disfrutamos de más horas de luz y cambios de temperatura, no siempre positivos a nivel cutáneo. Joaquín Pinar, de la firma cosmética Wherteimar, nos asesora sobre qué debemos hacer o qué cosméticos usar ante casos de rosácea, picazón, dermatitis u otras afecciones relacionadas con esta época del año.

La astenia, las alergias o el cansancio no son los únicos problemas derivados de la llegada de la primavera. Debemos recordar que la piel es uno de los principales filtros del cuerpo y que sufre de igual manera los cambios de estación: “El paso del invierno a la primavera puede ser demasiado brusco para determinados tipos de piel, pasamos de la sequedad que provocaba el frío, a un ligero aumento de temperaturas que hace al mismo tiempo que aparezca más grasa, la cuál la protege indudablemente pero también nos lleva a los típicos problemas de acné, o eczemas en caso de alergias” -responde Joaquín Pinar, responsable en España de la firma cosmética suiza Wherteimar.

Otras afecciones de la piel por estas fechas son la rosácea, las irritaciones, la dermatitis atópica, la picazón o las arañas vasculares por vasodilatación, además del especial cuidado que debemos tener ante las primeras tomas de sol de la temporada: “A ser posible, empezar desde ya a usar cremas con factor de protección solar para protegernos del sol. También es primordial una correcta exfoliación una vez a la semana, al menos durante el mes dedicado a la limpieza profunda de nuestra piel, con algún exfoliante de ácidos glicólico o málico que eliminen las células muertas de la epidermis, sobre todo en pies, rodillas, codos… y claro, cremas calmantes y también emolientes en caso de padecer alguna de estas afecciones”.

Para problemas como el picor y la rosácea, Pinar recomienda tres de sus cosméticos: la crema hidratante ligera, el serum Hydrasens o la crema regeneradora de alta protección SPF50, haciendo hincapié en algunos principios activos que ayudan a paliar estas afecciones: “Hablaríamos de alantoína que es un potente regenerador al igual que el aloe vera, el aceite de lino que ayuda a curar las heridas y combate el eczema y la psoriasis, el bisabolol, la caléndula que es antiinflamatoria y cicatrizante, la flor de manzanilla que es antialérgica o el castaño de Indias que estimula la circulación sanguínea, pero hay más que en sus dosis adecuadas, son magníficos protectores”.

Rituales para irritaciones y dermatitis atópica

Para una piel impecable, si padeces dermatitis atópica o irritación, límpiala cada noche en profundidad con, por ejemplo, la espuma fresca limpiadora de Wherteimar con acción antiinflamatoria que alivia además las rojeces. El ritual de limpieza puedes acabarlo con su loción tónica fresca que ayuda a equilibrar el pH y a mejorar la circulación sanguínea. A continuación, aplica el serum Hydrasens que combate la tirantez, la irritación, la descamación y las rojeces o intolerancias, algunos de los síntomas visibles que sufren las pieles sensibles, siempre más expuesta a un envejecimiento prematuro.

Otra opción al terminar puede ser un suave masaje con la crema hidratante ligera de rápida absorción, que aporta la hidratación diaria que nuestro rostro necesita. Sus exclusivos activos tienen propiedades que protegen la piel frente a los efectos negativos de los agentes externos. Cada mañana, antes de salir de casa, usa la crema regeneradora de alta protección SPF50, de textura extremadamente rica y no oleosa, que combate los distintos signos de envejecimiento cutáneo, estimulando los propios mecanismos de defensa de la piel para repararla y protegerla.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *