La piña, pieza clave en la belleza facial

• 11 julio 2017 • Consejos y trucos de belleza, PortadaComments (0)125

Una de las frutas más consumidas en verano por su efecto diurético y altamente hidratante, también es de las más utilizadas en el campo de la belleza, principalmente facial. La firma suiza Wherteimar, que cuenta en sus productos cosméticos con principios activos extraídos todos ellos de la naturaleza, tiene en esta peculiar fruta una confianza que le ha llevado a crear una mascarilla facial a partir de la misma, para todo tipo de pieles y con efecto revitalizante y anti-edad.
Muchas mujeres la utilizan en mascarilla por su gran cantidad en bromelina, una enzima digestiva con acción proteolítica que es perfecta para eliminar puntos negros o bien en su extensión, células muertas, ya que mantiene los poros limpios y sin sebo. Esto ocurre por sus numerosas propiedades antiinflamatorias que además disminuyen el dolor, reparan los tejidos y ayudan en la cicatrización de los mismos.

Para combatir el envejecimiento prematuro, la piña tiene también relevancia por ser una enorme fuente de antioxidantes, capaces de combatir los temidos radicales libres y así favorecer su elasticidad y firmeza. Su vitamina C, al ser un gran aliado a la hora de reducir la producción de melanina, ayudará con las manchas, acné, cicatrices o zonas más oscuras. Otro de sus beneficios a tener en cuenta es que se trata de un maravilloso exfoliante natural que al desprenderse de las células muertas, colabora en la mejora del flujo sanguíneo en el rostro.

El uso de la piña en los tratamientos de belleza

Como muchas otras frutas con propiedades beneficiosas para nuestra piel, la piña tiene un importante papel en muchos tratamientos faciales y corporales que se realizan hoy en día. La firma suiza Wherteimar cuenta con una mascarilla total a base de ananás sumamente cremosa y para todo tipo de pieles, especialmente las más sensibles, desvitalizadas y dañadas, así como por falta de tono y luminosidad, suavizándola y satinándola al tiempo que se atenúan los signos de envejecimiento prematuro del rostro y el entorno de los ojos.

Entre los principios activos que contiene su extracto, se encuentran vitaminas como la A y C, azúcares, hidroxiácidos (AHA) y enzimas, todos conocidos por su acción purificante, hidratante y anti-edad. En el caso de las enzimas, aumentan además la síntesis de colágeno y mejoran la retención de humedad.

Modo de empleo: Extender uniformemente una capa de la mascarilla por el rostro, cuello y escote, para después dejar actuar entre 15-20 minutos. Luego, se retira el producto con abundante agua tibia.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *